LICENCIA DE PRIMERA OCUPACIÓN (LPO)

Obtener la Licencia de Primera Ocupación (LPO) es la única vía de legalizar cualquier tipo de construcción, además es necesaria para contratar y dar de alta los suministros, tales como el agua, la electricidad, etc.

Se trata de un documento oficial, que expide la administración pública, después de comprobar que el edificio, la vivienda o una construcción en general se ha construido y ejecutado siguiendo el proyecto técnico de obra que, previamente, se presentó ante la administración pública competente. También se utiliza para legalizar pequeñas modificaciones realizada sobre la obra original, siempre que la normativa legal vigente permita que sean legalizables.


Así mismo, la Junta de Andalucía exige la Licencia de Primera Ocupación como requisito imprescindible para poder utilizar la vivienda con fines turísticos e inscribirla en el Registro de Turismo de Andalucía.